“La tercera ley espiritual del éxito es la LEY DEL KARMA.

El ‘Karma’ es a la vez la acción y la consecuencia de esa acción; es causa y efecto al mismo tiempo, porque toda acción genera una fuerza de energía que vuelve a nosotros de igual manera “

 

Iván Pavlov, el padre de la Psicología Conductista, nos presentamos que asociando un sonido para dar la bienvenida a un perro que provoca un hábito, que desemboca en el lugar donde está, como la salida de la emisión del sonido conocido, aunque la comida no llegara nunca.

Y aunque nosotros no somos animales, como los de Pavlov, actuamos, mayoritariamente, imitando, de manera repetitiva, de manera predecible, condicionados por el entorno. No nos quedamos para pensar que tenemos otras opciones.

No obstante, nosotros, que ya hemos practicado y conocemos la primera ley, la que nos conecta con nuestro interior, con el conocimiento infinito, ya podemos actuar de otra manera. A través de la práctica de la práctica podemos conectarnos con nosotros mismos y preguntarnos ante cada situación:

¿Cuáles son las consecuencias de elegir esta opción?

¿Traerá esta decisión que estoy tomando el bienestar para mi y para los que me rodean?

Al hacer esto dos veces tenemos que estar conectados con nuestras sensaciones, si sentiste bienestar físico, que la decisión es correcta, si no, no lo es. Para Deepak Chopra:

 

“Sólo hay una opción entre el número infinito de opciones que se presentan en cada segundo, que puede traernos la felicidad a nosotros ya los que nos rodean. Elegir esta opción producir una forma de comportamiento que se conoce con el nombre de acción correcta espontánea.

La acción correcta espontánea es la respuesta correcta a cada situación, en el momento en que se presenta. “Quien nos guía hacia esta acción correcta espontánea en el corazón, que no se puede orientar a ganar o ganar, que está conectado con la potencialidad pura, incluso, aunque a veces, no parezca razonable, o nos hayan hecho hecho creer que no lo es.

Al meditar, analice las opciones y elija aquella que nos identifique, desde nuestro interior, estaremos utilizando plenamente la ley del karma y para ello no hay que olvidar la importancia de tomar conciencia de que el futuro es el producto de las decisiones que tomamos en nuestra vida y de qué más más tragarnos nuestras decisiones en el plano de la consciencia, más podremos elegir que sean correctas espontáneamente.

Creo, sinceramente, que el futuro de la humanidad pasa por tomar conciencia de que esta ley más que ninguna.

Ante la debacle histórica del sistema comunista y la crisis real del capitalismo más liberal, llegan tiempos en que cada decisión, tanto personal como profesional, debe comenzar desde el plano del corazón y del interés global.

Por mucho que algunos teóricos digan que en el mundo de la empresa esto no funciona. El hecho de que ahora no funcione no quiere decir que no pueda, o no deba, funcionar en un futuro. Uno distinto que construye todos con los pensamientos positivos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *