Los chakras o chacras, son centros de energía en continuo movimiento alojados en distintas partes de nuestro cuerpo.

La función de los chakras es revitalizar nuestro cuerpo físico y ayudarnos en el desarrollo del espíritu. Ellos son los únicos en el mundo Unos dicen que los chakras se parecen a la flor de loto. Hay quienes retratan las ruedas que giran dentro de otras ruedas y otros que describen como las paletas de un ventilador o molino en movimiento. Cada chakra tiene características y atributos únicos. Los chakras tienen un color, una nota musical y una vibración específica, además de su propio símbolo, cristales, etc.

Los chakras tienen los colores del arco iris y su disposición en el cuerpo es la misma  que encontramos en el  arco iris (de abajo hacia arriba) rojo, naranja, amarillo, verde/rosa, azul, índigo, violeta/blanco.

Todas las dolencias físicas empiezan en el campo Emocional y Mental. La salud y sus problemas están directamente relacionados con estos puntos energéticos.  Ellos controlan el balance de nuestras emociones. Cuando no estamos en armonía en el campo emocional e ignoramos las señales que nuestros miedos, tristezas, estrés, angustias, etc. nos dan, los signos de este desbalance se verán manifestados en el cuerpo físico a través de una enfermedad.  La mayoría de las personas están muy arraigadas a la realidad física y necesitan una manifestación concreta que puedan percibir a través de sus sentidos para tomar acción. Es entonces, cuando sufren, sienten o ven una enfermedad  es en ese momento cuando comienzan a tartar esa dolencia que casi siempre se manifiesta primero en el plano emocional y mental.

Cada chakra puede funcionar  independientemente de los otros.  Podemos estar con una energía espléndida en el chakra del plexo solar (Señales: nos sentimos conectados con el mundo exterior y nuestra fuerza voluntad es fuerte)  pero el chakra de la garganta (comunicación)  no está  funcionando tan bien (Señales: no podemos comunicar nuestras ideas a pesar de tener el conocimiento y ganas de transmitirlas). Cuando hay una interferencia en el funcionamiento de un chakra se dice que ha disminuido el CHI, la energía de la vida y la conexión  espiritual.  En estos casos nos podemos sentir desganados, depresivos, negativos hacia la vida en general, etc.  Algo le está sucediendo a nuestros chakras: estos vortex de energía no están fluyendo.  La buena noticia es que se pueden reactivar en la medida que identifiquemos que centro necesita asistencia.


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *